Cómo limpiar oficinas rápido en 7 pasos

¿Cansado de la limpieza de oficinas por horas? No te preocupes, el equipo profesional de Be Clean ha elaborado un plan de 7 pasos para que sepas cómo limpiar oficinas rápido. 20 años de experiencia en mantenimiento y limpieza de oficinas resumida para ti.

 

La oficina es la cara visible de tu negocio: refleja profesionalidad y calidad de trabajo. Los clientes y proveedores que visiten las instalaciones de tu empresa observarán la limpieza y el orden como una señal de la buena imagen de tu marca. Por este motivo, no se trata de barrer debajo de la alfombra el polvo, pasar la mopa de vez en cuando y apilar papeles para reciclar en una esquina del escritorio.

 

 

7 pasos para saber cómo limpiar oficinas rápido

Los beneficios de tener una oficina limpia y ordenada saltan a la vista: mayor claridad para pensar en tu negocio y para tomar decisiones acertadas. Nada te distrae. Todos tus asuntos están en orden.

 

Pero, además, el beneficio se extiende al equipo de trabajo ¿Por qué? Porque un lugar de trabajo confortable inspira a crear y aumenta productividad de tus empleados.

 

Para conseguir esa “buena imagen”, existen muchas agencias de limpieza de oficinas. Sin embargo, sólo Be Clean te ofrece sus secretos profesionales acerca del servicio de limpieza de oficinas resumidos en siete simples pasos para que tu empresa brille como nunca ¿Comenzamos?

 

1.     Retirar la basura y despejar la oficina

El puntapié inicial de la limpieza de oficinas es organizar el espacio. Es la clave para que los pasos siguientes se den con rapidez. Esta organización implica dos acciones esenciales: retirar la basura y guardar los elementos en el sitio indicado.

 

Vaciar la basura de los cestos, las tazas sucias y los restos de comida de los escritorios, los papeles que ya son historia pasada, las cajas vacías que se amontonan en los pasillos y todo aquello que enturbia el orden de la oficina son cuestiones relacionadas con la primera acción. Dicho en dos palabras se trata de “eliminar basura”.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Limpieza de comunidades: Consejos y precios

 

A continuación, nos espera la segunda acción “guardar en su sitio”: ubicar las papeleras en lugares que no molesten el paso y colocar tazas y platos en los armarios de la cocina, son dos claros ejemplos de esta tarea de guardado. Cada elemento de la oficina debería tener asignado un sitio donde estar. Cumplir esta premisa ayuda a mantener un cierto orden diario, sin necesidad de comenzar de cero todos los días la organización.

 

2.     Limpiar escritorios, estanterías y armarios

¡Cuidado! Para comenzar la tarea de limpiar los muebles de la oficina debemos tener en cuenta su material. No es lo mismo la madera que el metal o el plástico.

 

Para evitar cualquier tipo de daño en los muebles y continuar con una limpieza rápida, te recomendamos utilizar una bayeta de microfibra húmeda con detergente neutro. Esta es la opción más recomendada para la mayoría de las superficies.

 

Si se trata de un material delicado, no corras riesgo y utiliza un plumero. No daña las superficies.

 

3.     Lavar sillas y superficies tapizadas

Para agilizar la limpieza de las sillas y las superficies tapizadas es conveniente aspirar periódicamente para que el polvo no se acumule. De buenas a primeras parece una tarea que requiere mucho tiempo, pero no.

 

Recuerda nuestro consejo: llegará un momento en el que a futuro la acción de aspirar será más breve que el tiempo que emplees en sacar y guardar el aspirador ¡Confía en nosotros!

 

 

4.     Limpiar dispositivos telefónicos y electrónicos

En este paso merece la pena tu esfuerzo. Los teléfonos y  los ordenadores son los sitios donde se acumulan con facilidad las bacterias. El uso intensivo de estos elementos de la oficina hace que su desinfección sea necesaria a diario. Sobre todo, porque en reiteradas ocasiones se comparten estos equipos electrónicos con otros compañeros.

 

Para dispositivos telefónicos y electrónicos utiliza únicamente productos específicos para su limpieza y una bayeta de microfibra ligeramente humedecida con detergente neutro para quitar el polvo. Nada de humedad directa ni de limpiadores de vidrios o detergentes. Son objetos delicados y de alto coste que demandan un cuidado especial.

 

5.     Limpiar el suelo

Aquí, también debemos tener presente si es parquet, tarima o terraza. Cada uno de estos materiales necesita una limpieza diferente. Pero, como el objetivo es una limpieza rápida, te ofrecemos una sugerencia que nunca falla para este paso.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  En qué consiste un servicio de limpieza integral

 

¡Olvídate de la escoba! Este elemento desplaza el polvo de un sitio a otro, hasta que queda en alguna grieta y demanda la repetición de movimientos para recoger una parte mínima de la suciedad del suelo.

 

Por este motivo ¡Bienvenida mopa y fregona! Ahora sí, con este elemento ahorras tiempo en la limpieza del suelo y, además, puedes atrapar el polvo fácilmente.

 

6.     Revisar la limpieza de cristales, paredes y mamparas

Dijimos que nuestro objetivo es develar cómo limpiar oficinas rápido ¿No? Pues, sólo una mirada basta para detectar la suciedad de los cristales, de una pared o de las mamparas de tu oficina. No hace falta que todos los días hagas esta tarea, pero recuerda que mantener poco a poco el orden y la limpieza es recomendable para no tener que comenzar de cero el proceso de limpieza de las oficinas.

 

7.     Desinfectar los baños

Y para finalizar y saber cómo limpiar rápido oficinas llega un imprescindible, la desinfección del baño. Este uno de los sitios preferidos de las bacterias junto con los teléfonos y los ordenadores. Pero no desesperes, una rutina diaria es la ayuda perfecta para mantener una buena higiene  en los baños.

 

Revisa los lavabos y los espejos. Un trapo húmedo bastará para los primeros y para los segundos, papel y limpiacristales será suficiente. Luego revisa los inodoros y limpia con cepillo y desinfectante.

 

Recuerda que los trapos del baño no deben ser utilizados en otros sitios de la oficina. Diferenciarlos por color es una buena idea.

 

Hasta aquí nuestros consejos de expertos en mantenimiento y limpieza de oficinas. Ahora desde Be Clean te invitamos a poner en práctica los cómo limpiar oficinas rápido en 7 pasos ¿Te animas al desafío? Haz la prueba y luego nos cuentas. Estaremos para ayudarte.

Deja un comentario

¿Podemos ayudarte?
¿Necesitas ayuda?