¿Cómo limpiar aluminio fácil y eficazmente?

Hay muchos lugares y objetos de tu hogar que están fabricados en aluminio. Cuando este metal se encuentra en perfectas condiciones, realza por sí solo la belleza de una habitación. Sin embargo, con el tiempo y la falta de mantenimiento, tiende a perder su elegancia. Hoy te enseñaremos paso a paso cómo limpiar aluminio fácil y con eficacia. Sigue leyendo que al finalizar el artículo estarás preparada para revivir el brillo metálico de este material.

 

¿Por qué el aluminio pierde su brillo?

¿Sabías que el aluminio fue en una época más caro que el oro? Si, este metal tan utilizado en la industria tenía un valor superior a este componente por varias razones. No solo porque era versátil, ligero, fuerte, escaso y reutilizable, sino también debido a que no se corroe con facilidad. Esta importante característica explica por qué este componente se opaca con el tiempo.

El aluminio se oxida mucho más que el hierro. ¿Pero porque no se debilita? Debido a que su oxidación lo protege. El óxido de aluminio, que a partir de ahora llamaremos alúmina, forma una capa protectora que no permite que el oxígeno entre con facilidad a su estructura. 

La alúmina es un escudo de seguridad que se crea por la corrosión y que a su vez la detiene. Lamentablemente para el brillo y la belleza de este material, también causa que los objetos y estructuras de aluminio en tu piso pierdan su resplandor. A continuación, y antes de enseñarte cómo limpiar aluminio blanco, te mencionaremos unos trucos para retrasar la aparición de este deterioro.

 

¿Cómo mantener el aluminio reluciente?

El aluminio tienes que limpiarlo de forma especial. Tal vez no lo sepas pero, algunos elementos que utilizas frecuentemente aumentan su oxidación. Por ello, te mencionaremos qué debes hacer para mantener el aluminio de ventanas y otros objetos en perfectas condiciones:

  • El agua debe estar muy caliente para que se retarde la corrosión y se evapore del metal rápidamente.
  • Prioriza el uso del agua deshidratada para evitar que otros químicos corrosivos aceleren la oxidación.
  • No le eches mucho jabón al metal.
  • Controla la humedad en las habitaciones.
  • Remueve hasta la última gota de agua en la superficie del aluminio.
  • No limpies el metal con cloro, ácidos, ni blanqueadores. 
  • Nunca remojes una pieza de aluminio en agua.
  • Añade una gota de aceite de cocina a un trapo para frotar el metal después de la limpieza.
¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Cómo limpiar oficinas rápido en 7 pasos

¿No tienes tiempo para aprender cómo limpiar aluminio como los profesionales? Contrata los servicios de limpieza que Be Clean tiene para ti. Disfruta al observar tus piezas de aluminio están relucientes, limpias y sin bacterias en tiempo récord. 

Deja las piezas de aluminio relucientes con estos 5 fáciles y sencillos trucos

Ahora sí, busca tus guantes protectores y tus instrumentos de limpieza.  Con estos cinco trucos que te mostraremos a continuación, el aluminio en tu hogar y oficina volverá a deslumbrar:

 

1. Bicarbonato y limón: una mezcla sencilla pero explosiva

Estos componentes son muy útiles en la limpieza del aluminio en la oficina y tal vez, ya estén en tu cocina. ¿Cómo eliminan la alúmina? Simple, por sus PH. El bicarbonato es una base y el limón es un ácido. Al combinarse generan una reacción que debilita el óxido de aluminio haciendo que se desprenda de la superficie del metal. Para saber cómo limpiar aluminio con estos elementos:

  • Mezcla 2 cucharadas soperas de bicarbonato en el zumo de un limón por cada metro de aluminio.
  • Agrega la mezcla a la pieza y déjala reposar durante unos 20 minutos.
  • Frota toda la superficie de la pieza con una esponja seca en forma circular.
  • Remueve la mezcla con agua caliente e inmediatamente seca el metal con un trapo limpio.

2. Crémor tártaro, ácido, pero eficaz

Si eres amante de la repostería seguro que has utilizado este material alguna vez. El crémor tártaro es conocido por aumentar la consistencia en las emulsiones con huevo y ahora lo utilizarás para limpiar aluminio. Se consigue en tiendas de cocina y pastelerías. Como es muy ácido, al combinarse con el agua destruye la capa de protección del aluminio. Para aplicar este componente:

  • Disuelve 5 cucharadas de crémor tártaro en un litro de agua.
  • Sumerge la pieza de aluminio en esta combinación durante unos minutos.
  • Con una esponja dura, frota de manera circular el aluminio.
  • Repite el proceso unas 3 veces.
  • Retira la mezcla con agua caliente y no olvides pasarle un trapo limpio inmediatamente.

3. Harina, sal y vinagre: tres componentes para dejar tu aluminio brillante

Al igual que el bicarbonato con limón, la sal y el vinagre generan una reacción que remueve la alúmina ¿Entonces para qué es la harina? Para pulir el metal. Por esta razón, esta mezcla es una de las mejores para aprender cómo limpiar aluminio. Para ello sigue estos pasos:

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Claves para la limpieza hospitalaria: protocolo a seguir

Mezcla 4 cucharadas de sal, y 2 cucharadas de harina en 20 mililitros de vinagre por cada metro de aluminio.

  • Mezcla todos los componentes hasta formar una pasta.
  • Añade la pasta en la superficie del metal y déjala reposar durante 10 minutos.
  • Frota firmemente la mezcla para pulir el aluminio.
  • Por último, utiliza agua deshidratada para retirar la mezcla en toda el área.

4. Ácido cítrico en polvo con sal y deja tu aluminio brillante

El ácido cítrico en polvo es muy poderoso a la hora de limpiar aluminio en casa y las partículas de sal sirven para pulir el metal. Ten mucho cuidado con esta mezcla porque es muy potente, utiliza guantes para proteger tu piel. Resolver tu duda de cómo limpiar aluminio es fácil de la siguiente manera:

Mezcla en un vaso de cristal una cucharada de ácido cítrico en 100 centímetros cúbicos de agua y remueve hasta disolver el polvo.

  • Añade unas 3 cucharadas de sal a la mezcla y no la remuevas mucho.
  • Sumerge el aluminio a la mezcla durante 3 minutos.
  • Saca la pieza y frótala con una esponja dura.
  • Por último, añade agua caliente y remueve el limpiador por completo.

5. Pasta de dientes para que tú aluminio deslumbre como una sonrisa

Este truco es especial para saber cómo limpiar aluminio en piezas muy pequeñas. El dentífrico tiene los componentes para desunir la alúmina y a su vez pulir el aluminio. Ten cuidado a la hora de quitar la pasta de dientes, ya que al ser viscosa tiende a dejar una capa de sus componentes que puede aumentar la oxidación de aluminio.

  • Añade una gota de pasta dental a un trapo limpio.
  • Deja reposar durante una hora.
  • Frota el aluminio con una esponja para remover los sólidos de la pasta dental.
  • Sumerge la pieza en agua durante unos 10 minutos.
  • Quita el dentífrico con agua caliente.

Ahora que ya conoces estos sencillos trucos sabrás cómo limpiar aluminio a la perfección. Si quieres que los mejores profesionales lo hagan por ti contrata los servicios de Be Clean y sorpréndete con los resultados. Por último, te invitamos a nuestro blog para que aprendas a limpiar tus estancias como un experto.

Deja un comentario

¿Podemos ayudarte?
¿Necesitas ayuda?