Cómo limpiar techos de aluminio blanco: guía completa

 

En este post Be Clean queremos compartir contigo esos tips fundamentales para dar un mantenimiento óptimo y sepas, con esta guía, cómo limpiar techos de aluminio blanco y dejarlos perfectos para que tus espacios reluzcan al máximo.

Los techos son de las partes de una construcción en las que muchas veces se pasa por alto hacer el debido mantenimiento. Ya sea por su complicado acceso o porque simplemente al no estar tan a la vista se olvida dar un buen repaso al momento de hacer un mantenimiento, los techos resultan siempre los rezagados en el listado de “cosas por limpiar”.

No obstante, los techos son áreas en las que gran cantidad de polvo y hasta grasa se acumulan a lo largo del tiempo. Su falta de mantenimiento genera múltiples problemas y mucho más cuando estos son de colores claros o de materiales que pueden generar manchas como el aluminio.

Importancia de la limpieza de los techos

Los ambientes y el estado en que conservamos nuestras oficinas o casas hablan de cómo somos.

Los techos de aluminio blanco, así como ventanas y puertas, han sido un excelente aporte en los materiales de construcción y diseño de los últimos años. Al ser recién instalados aportan un toque de elegancia urbana que resalta por su frescura y sobre todo, por su limpieza.

Sin embargo, con el paso del tiempo, las propias condiciones del ambiente como el sol, la humedad y el mismo polvo, van ejerciendo como agentes que desmejoran la blancura del material, dando esos tonos amarillentos o más oscuros tan propios del uso. Con el fin de que esto no suceda, saber Cómo limpiar techos de aluminio blanco es de lo más útil.

El polvo es uno de los principales enemigos del aluminio, especialmente el de tonos claros, haciendo que aparezcan esas desagradables manchitas oscuras que van empobreciendo la calidad del mismo.

Cuando los techos de este material no son cuidados a tiempo, este va perdiendo ese lustre y brillo que aportó a tu espacio los primeros días de su instalación.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Cómo calcular un presupuesto de limpieza correctamente

Para evitar que este material tan conveniente pierda esa belleza que nos ha hecho seleccionarlo para nuestros espacios se hace necesario hacer un mantenimiento adecuado y saber cómo limpiar techos de aluminio blanco.

¿Cómo limpiar techos de aluminio blanco?: la guía completa

Veamos unos sencillos pasos que te ayudarán a saber cómo limpiar techos de aluminio blanco y dejarlos relucientes y cuidads, especialmente si hacemos de estas prácticas una rutina, como mínimo, mensual:

  • Iniciamos la rutina de limpieza con un paso fundamental: retirar el polvo de la superficie del techo. Hay varias formas de hacer esto y dependerá de la altura del mismo. Se puede pensar en aspirar el mismo, pasar un trapo suave o un cepillo que pueda remover bien estas impurezas.
  • Una vez que hemos retirado esa capa de polvo superficial, lo mejor será aplicar un producto de limpieza, el cual puedes adquirir en lugares especializados y que sea apto para techos blancos.
  • La manera más sencilla es accediendo al techo con una escalera e ir rociando el líquido con un spray y pasar un trapo suave para ir limpiando la superficie, esto es de especial interés cuando hay zonas más oscuras y necesitan ser repasadas con más fuerza.
  • Otra opción es ayudarte con un rodillo de pintura nuevo, este elemento es muy práctico para no tener que subir y bajar de las escaleras y poder hacer la limpieza de manera más cómoda y continua.
  • Si hay manchas que resultan más complicadas, otro excelente truco casero es hacer una mezcla de bicarbonato de sodio (2 cucharadas) con agua, suficiente para hacer una pasta. Dejando actuar unos minutos sobre las partes más amarillas u oscuras y luego repasando con un paño de manera circular, podemos bajar mucho el tono o hasta eliminar por completo la mancha.
  • Recordemos que siempre debemos usar materiales suaves y no abrasivos para evitar que el aluminio blanco se raye y perdamos la calidad del mismo con sus superficies lisas y relucientes.

¿Cuándo es momento de limpiar mi techo?

Si te preguntas cada cuánto deberás limpiar tu techo, esto dependerá del uso del espacio. Una pasada bastante frecuente de cepillo y paño para remover polvo y telarañas no será mala idea. No obstante, las limpiezas profundas deberían ser, como mínimo, anuales.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Manual completo para la limpieza de oficinas

Ahora bien, si son zonas expuestas a humo o se sitúan en espacios cercanos al mar o con un flujo constante de viento que haga que estos se resientan rápidamente, la recomendación será hacer un mantenimiento cada par de meses o cuando se observe que el mismo pierde su blancura característica y necesita, urgentemente de una buena limpieza.

¿Qué utilizan las empresas especialistas para mantenimiento de aluminio blanco?

Contratar un servicio de limpieza profesional es la mejor opción para mantener tus espacios en óptimas condiciones sin tener que sacrificar tiempo o no poder tener acceso a esas áreas que realmente necesitan de una limpieza adecuada.

Los techos son uno de los espacios en los cuales la ayuda de una compañía de limpieza viene muy bien. Especialmente para aquellas casas, oficinas u otras construcciones que cuentes con techos muy altos y que sin la ayuda de una empresa profesional sería imposible y peligroso hacer el debido mantenimiento.

Algo que beneficia mucho si te preguntas cómo limpiar techos de aluminio blanco de manera eficaz es que estas empresas hacen uso de material especializado (como por ejemplo reparadores de aluminio lacado) que permite renovar la calidad de estas zonas, dejándolas brillantes y absolutamente acondicionadas. El uso de estas sustancias de tipo industrial no afecta para nada a la calidad del aluminio.

Esta es una de las mayores ventajas de contratar los servicios de una empresa de limpieza como BeClean, con experiencia y conocimiento sobre cómo limpiar techos de aluminio blanco y tratarlos adecuadamente.

Deja un comentario

¿Podemos ayudarte?
¿Necesitas ayuda?