¿Qué diferencia hay entre portero y conserje?

Es posible que llegue el momento en el que te encuentres en la necesidad de contratar a un personal de apoyo para tu comunidad, por lo que resulta esencial conocer la diferencia entre portero y conserje, dos figuras de lo más habituales para estas situaciones. ¿Pero sabes por qué surge esta necesidad? En este post de Be Clean te lo contamos.

En efecto, muchas personas tienden a confundir estos dos papeles, e incluso algunas tienden a pensar que se tratan de la misma persona. Sin embargo, no existe una sola diferencia entre portero y conserje, y tendrás que conocerlas a la perfección si deseas contratar a alguno de estos.

Lo primero que debes saber es que tanto los conserjes como los porteros poseen un rol muy importante. Gracias a ellos, las instituciones y comunidades pueden operar de una manera correcta y sin interrupciones por errores técnicos o por fallos de seguridad.

Jamás debes subestimar el papel que ambos tienen, pues el beneficio que puedes obtener al contratar a un conserje o a un portero es muy grande en comparación al precio que te costaría conseguir uno. Ninguna empresa o institución puede funcionar sin la mano de obra de estos individuos, y esto es algo que hasta las más grandes corporaciones saben.

portero-y-conserje-diferencia

Diferencia entre portero y conserje

Tanto los conserjes como los porteros realizan muchas tareas dentro de una institución, y es muy importante conocer las labores que estas personas pueden realizar al momento de contratar alguno. En ocasiones, incluso es posible agregar nuevas tareas adicionales a su actividad diaria, convirtiéndolos en roles polivalentes e indispensables para cualquier edificio.

Sin embargo, ¿cuál es la diferencia entre portero y conserje? ¿Aún no sabes a cuál de los dos te conviene contratar? A continuación, te presentamos una lista que contiene las disparidades principales y esperamos que te sirva de ayuda para seleccionar a tu nuevo trabajador.

La primera diferencia entre portero y conserje es que el portero se especializa en controlar, registrar y documentar el acceso de las personas a la institución. Podría decirse que su cometido principal es resguardar a la institución y asegurarse de que ningún sospechoso entre a las instalaciones.

Por otro lado, si bien el conserje es capaz controlar el acceso a las instalaciones, este no se encuentra especializado en esta tarea, y además de regular el paso a la institución, también debe cumplir con otros objetivos que evitarían que resguardase la entrada de una forma constante.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Cómo limpiar cristales en altura: guía completa

Si bien el portero se encarga de resguardar la entrada y mantener la seguridad e integridad de las personas que han accedido, este generalmente no tiene un horario para mantener el funcionamiento de las instalaciones, como es el caso del conserje.

La más clara diferencia entre portero y conserje es que este segundo se encarga de mantener el horario del encendido y apagado de las luces de la institución, así como de abrir y cerrar la entrada de la misma. Es por esto que podría decirse que el conserje es el primero en llegar y el último en salir del trabajo.

Otro aspecto a destacar: el portero se encarga de que las personas que accedan a las instalaciones respeten los límites establecidos, mientras que el conserje gestiona el funcionamiento de la infraestructura, desde el correcto encendido de las luces hasta el mantenimiento y gestión de los dispositivos de aire acondicionado, por ejemplo.

diferencia-portero-y-conserje

Una tarea que tiene el conserje que no tiene el portero es la de encargarse de recibir, gestionar y repartir la correspondencia del establecimiento. El portero puede colaborar con la inspección de esta correspondencia para asegurarse de que no afectará a la integridad de la institución; sin embargo, generalmente todo esto recae en las manos del conserje.

El portero debe encargarse de controlar el acceso a zonas restringidas dentro del recinto, así como garantizar que solo el personal autorizado tenga acceso a estas. De la misma manera, en el caso de que ocurra alguna eventualidad que requiera de la presencia de los organismos de seguridad, este debe encargarse de contactar con ellos.

Finalmente, otra diferencia entre portero y conserje que es bastante aparente es que el conserje debe mantener la higiene y limpieza dentro de la institución, así como ayudar en el mantenimiento general de elementos como la electricidad, el agua, los ascensores, etc.

El portero no tiene nada que ver con estas funciones, ya que su papel principal es el de garantizar la seguridad del establecimiento, por lo que podría decirse que esta es la mayor diferencia entre portero y conserje.

Consideraciones finales

Como te hemos podido mostrar, tanto los conserjes como los porteros cumplen con una enorme cantidad de funciones dentro de cualquier empresa o vivienda. Es por esta razón que son figuras demasiado importantes que nunca pueden estar ausentes.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Técnicas de limpieza industrial: todo lo que debes saber

Ahora que conoces la diferencia entre portero y conserje, te encuentras en la capacidad de decidir cuál de ellos necesitas para la labor que quieres completar dentro de tu establecimiento. ¿Ya lo tienes claro o todavía necesitas ayuda para terminar de culminar tu decisión?

Contrata tu portero o conserje con Be Clean

En Be Clean somos especialistas en el sector de la limpieza, pero también podemos poner a tu disposición un portero o conserje como parte de nuestros servicios auxiliares. Si te ha quedado alguna duda y necesitas asesoramiento personalizado para que tu elección sea la más acertada, no dudes en contactar con nosotros.

Te atenderemos de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 si nos llamas al número de teléfono 606 638 274. Te recibiremos con mucho gusto para poder proporcionarte nuestra mejor asistencia. Te esperamos.

Deja un comentario

¿Podemos ayudarte?
¿Necesitas ayuda?