Protocolo de limpieza de oficinas: todo lo que necesitas saber

Un protocolo de limpieza de oficinas resulta una opción ideal para limpiar y desinfectar oficinas de una forma óptima y teniendo en cuenta una serie de aspectos que influyen al momento de llevar a cabo estas labores.

 

En este artículo, te contamos cómo se elabora este programa de limpieza de oficinas, para que puedas aprovechar al máximo los beneficios que tiene a la hora de realizar este tipo de servicios.

 

¿Qué es un protocolo de limpieza de oficinas?

Se trata de un estudio en el que se tienen en cuenta los procedimientos más eficaces y avanzados para que la limpieza y desinfección de las oficinas pueda llevarse a cabo de una forma organizada y sin mayores inconvenientes.

 

Para planificarlo, lo idóneo es realizar un manual de limpieza de oficinas en el que se desarrollen apartados con base a algunos aspectos como la naturaleza de las superficies, frecuencia de uso, riesgos para la salud, horario de las jornadas de trabajo, entre otras.

Además, también puede ser de mucha ayuda disponer de un checklist de limpieza de oficinas.

 

¿Cuáles son los propósitos de un protocolo de limpieza de oficinas?

Mediante un adecuado protocolo de limpieza de oficinas, se va a poder contar con una mayor organización al momento de hacer estas labores, ya que se les dará prioridad en función de la frecuencia en la que precisa de una limpieza y mantenimiento.

 

Entre algunos de los principales propósitos se pueden destacar los siguientes:

 

  • Organizar de manera sistemática las diferentes tareas de limpieza, según la frecuencia que se demanda para la limpieza de oficinas, al igual que el tiempo que conlleva la realización de estos trabajos.
  • Emplear maquinaria, utensilios, productos y demás elementos implicados en la limpieza de oficinas de acuerdo con las demandas que tenga cada tipo de trabajo en específico.
  • Plantear los resultados que se esperan obtener al hacer la limpieza de oficinas, teniendo en cuenta los costes para tratar de disminuirlos en la medida de lo posible sin comprometer la calidad de estas labores.
  • Realizar las respectivas limpiezas de aquellas superficies y elementos de las oficinas que no precisan de limpiezas frecuentes, ya que estas se van a estipular en un calendario.
  • Disponer de los productos y utensilios de limpieza de oficinas en todo momento, ya que podrá llevarse un seguimiento de los que hay en existencia para reponerlos cuando sea necesario.
  • Llevar un seguimiento del estado en el que se encuentran las diferentes superficies, áreas y elementos de las oficinas para que en el caso de que no se realicen estas labores, puedan aplicarse los respectivos correctivos.
¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Lista de materiales de limpieza para oficina que no te pueden faltar

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta al realizar un protocolo de limpieza de oficinas?

En el protocolo de limpieza de oficinas, hay que tener en cuenta algunos factores que son puntuales para garantizar una buena labor y que permiten llevar a cabo el seguimiento y revisiones de cada una de las tareas que se describen.

 

De este modo se va a poder limpiar oficinas rápido y sin comprometer la calidad de estos servicios, siendo idóneo también en aquellas circunstancias en las que se quiere externalizar la limpieza.

 

Algunos de los principales aspectos que se tienen que considerar cuando se vaya a planificar las actividades de limpieza de oficinas en estos programas son los siguientes:

 

Suelos y otras superficies

En estos elementos se suele acumular mayor suciedad, por lo que es necesario definir en el protocolo de limpieza de oficinas cuál es el modo en el que van a hacerse las labores de limpieza de estas superficies.

 

Lo recomendable es barrer los suelos con mopa y posteriormente, fregarlos en el caso de que estos sean pavimentos sintéticos o suelos cerámicos.

Se usa también un aspirador potente cuando haya revestimientos con moqueta o se trata de tarimas de madera.

 

Además, los suelos son superficies que pueden llegar a precisar de otras tareas de limpieza y desinfección según la frecuencia en la que se usan, lo que es importante de aclarar en el protocolo de limpieza y desinfección de locales.

 

Telefonía y equipos informáticos

La electricidad suele atraer partículas de polvo que causan que los equipos informáticos y otros dispositivos electrónicos que haya en la oficina puedan ir acumulando polvo, en especial si se trata de algunos como las pantallas y los teclados, que suelen ser manipulados por diversas personas.

 

Inodoros y lavabos

Estos son uno de los principales focos de infección que hay en las empresas. Es necesario agregarlos al protocolo de limpieza de oficinas y estipular que es necesario lavarlos diariamente con productos bactericidas y desinfectantes, debido a que son ambientes húmedos en los que se suelen dar origen a bacterias.

 

Protocolo-de-limpieza-de-oficinas--2

 

Tapicería

Lo recomendable es pautar en el protocolo de limpieza de oficinas que estas superficies deben limpiarse al menos una vez por semana, teniendo en cuenta las técnicas y métodos más adecuados según el tipo de material con el que hayan sido elaborados estos muebles.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Consejos para tu jardín: como regar el césped en invierno

 

Se recomienda utilizar una aspiradora para limpiar las tapicerías textiles y, además, en este tipo de mantenimiento de limpieza en oficinas, es favorable quitar los ácaros que suelen acumularse en dichas superficies.

 

En lo que respecta a la limpieza de las manchas de las sillas y otros muebles de las oficinas, en este procedimiento de orden y limpieza en oficinas se debe valorar cuál es el tipo de materiales con los que se han realizado para aplicar los productos y técnicas de limpieza idóneas para conservarlos en buen estado.

 

Ventanas

Son uno de los aspectos que reflejan el estado en el que se encuentra un lugar determinado, por lo que en el protocolo de limpieza de oficinas es importante tener en cuenta la importancia que tiene la limpieza de los cristales de las ventanas, ya que estos proyectarán una buena imagen de la oficina.

 

Mobiliarios

En el protocolo de limpieza de oficinas, hay que establecer que las superficies horizontales se tienen que limpiar diariamente, en vista de que tienden a acumular mucho polvo y suciedad.

Según las diversas clases de materiales que haya y la localización que tengan, para limpiar estos mobiliarios se pueden emplear algunos utensilios de limpieza como atrapa polvos, plumeros, bayetas y productos con los que se puede repeler la suciedad.

 

También hay que cerciorarse de describir en el protocolo de limpieza de oficinas cuáles son los métodos más adecuados para eliminar las manchas según el tipo de material de los muebles. Para lo que se pueden aplicar algunos productos como típex, óxido, tinta, entre otros, según la clase de mueble sobre la que se vayan a emplear.

 

Protocolo-de-limpieza-de-oficinas--3

 

Equipos de climatización

Estos dispositivos electrónicos no deben hacerse a un lado en el protocolo de limpieza de oficinas, ya que suelen atraer elementos patógenos que son los causantes de diversas enfermedades respiratorias y de otras clases.

 

En este sentido, es necesario llevar a cabo una limpieza periódica de los filtros, así como una limpieza profunda de los conductos de climatización con utensilios y maquinaria de limpieza especializada. 

 

Solicita los mejores servicios de limpieza de oficinas en Be Clean

Si deseas contar con los mejores estándares de limpieza en oficinas para que tus visitantes y trabajadores se sientan cómodos y tengan menos riesgos de padecer enfermedades por causa de la falta de aseo y limpieza en sus entornos laborales, en Be Clean contamos con lo mejor en esta clase de labores.

 

Contáctanos para conocer más en torno a nuestros servicios.

Deja un comentario

¿Podemos ayudarte?
¿Necesitas ayuda?