Consejos para limpiar piscinas de agua salada

Las piscinas de agua salada son un gran alternativa si quieres prescindir de los productos químicos, además de que hay menos riesgos de irritaciones y alergias en los bañistas. Al mismo tiempo, el mantenimiento de piscinas de este tipo es más sencillo en comparación con el de las tradicionales. Aunque, aún así, necesitan limpieza y algunos cuidados.

Por eso, vamos a aprovechar este post para enseñarte cuál debe ser la limpieza de una piscina de agua salada, y puedas mantener la tuya en las mejores condiciones.

¿Cómo funciona una piscina de agua salada?

Lo primordial, para disfrutar de una piscina de agua salada, es instalar un sistema de agua salada para piscinas con un filtrado especial. Estas piscinas usan cloradores salinos, unos dispositivos que se colocan en el sistema de depuración y generan cloro gaseoso por medio de la electrólisis.

Con esto, el cloro se va a disolver automáticamente en el agua y va a desinfectar la piscina de sal. ¿Cómo? Cuando el agua pase por los electrodos que incluye el clorador salino, se va a transformar en hipoclorito sódico, el cual se encarga de la desinfección, y de erradicar cualquier microorganismo nocivo.

Ventajas de las piscinas de agua salada

La principal ventaja de una piscina con sal, es que esta suele ser más respetuosa con el medioambiente, y ofrece ciertas ventajas con respecto a las piscinas convencionales. Por ejemplo, no resecan la piel, ni generan irritaciones, ni estropean tanto el pelo como sí suele ocurrir con las de cloro.

Además, otro de los beneficios más notables es que, el mantenimiento de las piscinas de agua salada es menos costoso que el de las tradicionales, al reducir la cantidad de productos químicos necesarios, y las necesidades de mantenimiento en general.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Cómo limpiar cristales en altura: guía completa

Recomendaciones para la limpieza y mantenimiento de piscinas de agua salada

El proceso de limpieza de una piscina de agua salada suele ser mucho más fácil que el de una tradicional, ya que requiere de menos mantenimiento. Pero, es importante tener en cuenta una serie de cuidados, como los que vamos a explicar a continuación, para poder conservar la piscina en el mejor estado.

Vigilar el nivel de sal que hay en el agua

No existe una pauta concreta que indique cómo echar sal a la piscina en lo que se refiere a cantidades, pero es necesario añadir este componente de vez en cuando. No es necesario que sea muy seguido, dado que la sal no se evapora.

Suele perderse, por ejemplo, cuando las personas salen del agua, o cuando el filtro realiza muchas limpiezas. Por el contrario, si se presenta el caso de que la piscina contiene mucha sal, lo recomendable es vaciarla un poco y volver a llenarla con agua nueva.

Limpieza de la celda del generador

Esta es una de las tareas necesarias como parte de la limpieza de una piscina de agua salada. Lo recomendable es que, de manera trimestral, se elimine la sal acumulada en la celda del generador. Para ello, se puede emplear una manguera de alta presión o, en su defecto, un utensilio de plástico para raspar la sal.

Tener un control del pH

Lo mejor para este proceso es utilizar un controlador automático, para saber el nivel correcto de pH sin tener que llevar un control diario. No obstante, estos niveles pueden comprobarse manualmente, pero hay que tener un registro diario.

Es muy importante que el pH se encuentre en valores cercanos a 7.Porque, cuando es superior a esta cifra, el desinfectante puede perder efectividad. Mientras que, cuando es inferior, se deteriora fácilmente el electrodo del clorador.

Controlar la temperatura del agua

Este control es imprescindible para asegurarnos de que se produce el hipoclorito sódico, siendo necesario que el agua se encuentre a 15 grados centígrados.

Usar una aspiradora para limpiar de manera efectiva

Este proceso de limpieza de una piscina de agua salada debe hacerse, por lo menos, unas dos veces a la semana. Para ello, puedes conectar una aspiradora de mano a la espumadera y conseguir una máquina de succión. También, puedes utilizar un succionador mecanizado, que limpie los restos y la suciedad de la piscina automáticamente.

Tener un control de los niveles de cloro de la piscina

El control de los niveles de cloro, mediante un test, permite saber si el aparato de cloración salina está funcionando adecuadamente. Ya que, si los niveles están bajos, hay que incrementar las horas diarias de funcionamiento del aparato, mientras que cuando son altos, se debe reducir el tiempo.

¿Quieres leer más sobre limpieza?:  Métodos de limpieza de la piedra porosa de la piscina

Saber la cantidad de cloro gaseoso que requiere en cada momento

Si bien puede utilizarse una sonda ORP para hacer este proceso de manera automática, también existe la posibilidad de tener un control manual que debe realizarse diariamente.

Limpiar diariamente los desechos que tenga la piscina

Especialmente, cuando la piscina se encuentre en exteriores. Es conveniente retirar, de forma diaria, las hojas y los insectos que hayan caído en el agua, o en los skimmers.

Hacer una limpieza con bomba y filtro

Este tipo de limpieza, de una piscina de agua salada, permite que se puedan evitar obstrucciones causadas por desechos, siendo recomendable limpiar la bomba, la espumadera y el filtro, al menos, una vez por semana.

Productos químicos usados en la limpieza de una piscina de agua salada

Aunque este tipo de piscinas no requiere de tantos productos químicos, para que tengan un mantenimiento adecuado, si es recomendable emplear algunos productos, con el fin de alargar la vida de sus componentes.

Productos desincrustantes

Este tipo de productos, han sidoelaborados con el propósito de eliminar los restos de cal y óxido que se encuentren en los electrodos, y asegurar su adecuado funcionamiento después de realizar la limpieza de estas piscinas de agua salada.

Alguicidas o floculantes

Se recomiendan, únicamente, cuando la piscina de agua salada no se encuentra en condiciones óptimas. Los alguicidas deben utilizarse, principalmente, cuando las paredes de la piscina tengan una tonalidad verdosa, mientras que los floculantes son idóneos para cuando el agua está turbia.

Protectores de cloro

Los protectores de cloro son productos muy útiles, que facilitan la limpieza de una piscina de agua salada, ayudando a mantener el correcto estado del cloro que se genera por electrólisis.

¿Dónde solicitar los servicios de limpieza de piscinas de agua salada?

En Be Clean somos especialistas en servicios de limpieza integral, y te brindaremos las soluciones necesarias para la limpieza de tu piscina de agua salada, empleando las técnicas de limpieza más eficaces.

Si necesitas más información sobre nuestros servicios, puedes ponerte en contacto con nosotros, llamando a nuestros teléfonos: 606 638 274, o 910 556 518. O si lo prefieres, a través de nuestro correo: info@becleansl.es.

Estaremos encantados de atender tus necesidades, y ayudarte a que disfrutes de tu piscina de agua salada.

Deja un comentario

¿Podemos ayudarte?
¿Necesitas ayuda?